En 2019, es probable que los flujos anuales de remesas a los países de ingresos bajos y medios (LMIC) alcancen los $ 550 mil millones. Eso haría que los flujos de remesas sobrepasaran el valor de los flujos de Inversión Extranjera Directa (IED) y Asistencia Oficial para el Desarrollo (AOD). En 2018, los flujos de remesas a los LMIC alcanzaron los $ 529 mil millones, un aumento del 9.6 por ciento con respecto a 2017. Los flujos de remesas crecieron en las seis regiones, particularmente en el Sur de Asia (12.3 por ciento) y Europa y Asia Central (11.2 por ciento). El crecimiento fue impulsado por el estado de la economía y el empleo en los Estados Unidos y un repunte en la remesas salientes provenientes de algunos países del Consejo de Cooperación del Golfo (CCG) y Rusia.
Según el Departamento de Asuntos Económicos y Sociales de las Naciones Unidas (UNDESA 2017), el número mundial de migrantes internacionales (incluidos los refugiados) fue de 258 millones en 2017. Al actualizar el conjunto de datos de UNDESA con datos recientes, parece que el stock de migrantes internacionales en 2018 ( incluidos los refugiados) podría rondar los 266 millones.

Migration and Development Brief 31